Audio Branding: el rol de las marcas en la era del sonido

El Audio branding no es resultado de la intuición del gerente de marca de turno o de una persona en la cadena de producción de piezas de comunicación. Este debe ser producto del análisis y reflexión en función al negocio, sus objetivos y sus audiencias, traducido, todo ello, desde el sonido. El proceso continúa con la generación de ideas en el estudio de sonido: componer, producir y presentar caminos que junto con los clientes y sus audiencias, mediante focus groups, definan una plataforma creativa y criterios de uso de una marca sonora para aportar a cualquier esfuerzo en comunicación.

Un mundo cada vez más competido exige aprovechar todos los recursos que puedan fortalecer las marcas. Ya no basta con ser rigurosos en la estrategia, optimizar presupuestos o ser eficiente en las multiplataformas; hoy, fortalecer la experiencia de las marcas con sus audiencias es fundamental. Sin embargo, la mayoría pone su atención en la experiencia organoléptica del producto y muchas otras alcanzan a desarrollar su dimensión visual.  Pero las marcas ahora también se tocan, se huelen y aún más importante, se oyen.

Alejandro Morales, director comercial de Kilombo
Alejandro Morales, director comercial de Kilombo

Todos hemos estado expuestos a poderosas estrategias de Audio branding, seguro recordamos algunos como los siguientes: 

Noxpirin, a los síntomas de la gripa les pone fin

Juegue Baloto: Cómprelo Gánelo y disfrútelo (Kilombo Estudio)

Gol gol gol Caracol

La Fina, la margarina, la preferida en la mesa y cocina (quién no cantó en su niñez, juventud y hasta con todas las vocales)

O el tan sonado y recién estreno de Kilombo Estudio: 

“Tú nos ves, Caracol te ve”.

Estos son algunos ejemplos. Cualquier Gerente de Marketing sabe, valora y anhela una experiencia así para su marca y los mensajes que impactan la mente de sus consumidores generando recordación por generaciones.

¿Por qué la música tiene un poder sobrenatural?

Todo tiene su razón desde la misma evolución. El oído es el primer sentido que se desarrolla en estado fetal. Desde la semana 16, un bebé responde a estímulos sonoros. Los primeros hombres, como el resto de animales, desarrollaron el sentido de oír como una oportunidad de supervivencia para resguardarse de fenómenos naturales o posibles depredadores. Oír, desde esa época hasta nuestros días, es un instinto; por eso es tan poderoso para cualquier marca, si lo sabe usar.

El Audio branding: de lo físico a lo emocional

Escuchar es un fenómeno físico acústico (ondas que viajan por el aire) que se convierte en un fenómeno eléctrico (las ondas al llegar al oído interno se transforma en impulsos electromagnéticos) y luego, se convierte en un fenómeno químico (el hipotálamo convierte esos impulsos en información que el cuerpo interpreta con reacciones químicas como endorfinas). Científicamente, las emociones son cambios químicos que experimenta el ser humano por excelencia. 

Oír es un proceso emocional antes que racional, por eso la razón no filtra nada de lo que oímos. Nuestro cuerpo inevitablemente siempre reacciona al oír música. Necesita bailar, aplaudir, saltar. Una voz profunda nos da tranquilidad y confianza, un beat rápido nos pone alegres o un acordeón lento nos puede hacer sentir melancólicos.

Hoy las marcas necesitan hablar y no simplemente mostrarse y verse bien

Y es por esto que muchas de ellas están utilizando cada vez más el audio branding dentro de su estrategia como un actor crucial para lograr sus objetivos de mercadeo. Estamos en una era en la que el sonido, la música, el streaming de audio y el audiobranding están estrechamente ligados a nuestros hábitos de consumo, nuestros ratos de ocio, nuestros viajes o traslados a casa, cuando hacemos ejercicio e incluso cuando sufrimos de insomnio.

Jairo Vargas, director general de Kilombo
Jairo Vargas, director general de Kilombo

El universo sonoro es amplio y lleno de sorpresas, se puede llegar a condicionar el comportamiento de compra de las personas a través de la música. Hemos estado sujetos a esta influencia por décadas en las grandes superficies, por ejemplo, donde su música busca generar ritmos lentos o acelerados a conveniencia. 

Cada vez es más frecuente encontrar que la identidad musical de las marcas se relacione íntimamente con su target. 

La música es fuente inagotable de generación de sensaciones, exaltación de valores culturales de un pueblo o expresión del alma. Es el arte más noble de la humanidad e influye en todos nosotros de manera directa aún cuando no seamos conscientes de esto. Conecta realmente a una audiencia con una marca, favorece su diferenciación, y si la marca además tiene voz o tiene su propio sonido, podemos afirmar que está creando un vínculo cada vez más estrecho con su público objetivo. De eso se trata. De generar la emoción precisa en nuestros clientes, en nuestros seguidores y en nuestras comunidades. 

¿Tiene su marca una estrategia de Audio Branding? Jamás es tarde para comenzar a aprovechar el poder del sonido, pero el que pega primero, pega dos veces, así que cuanto antes mejor. 

Nuestras oficinas

Bogotá – Colombia

Carrera 14 # 127 A- 73 ap 202

Miami – USA

9371 Fountainebleau Blvd I208

Miami 33172

FL


©2021 by Kilombo Estudio de Contenidos